21 de enero de 2013

SEC Evaluará las Revelaciones en los Estados Financieros

La SEC evalúa la información que debe revelarse en un contexto de estados financieros más completos


El tema de las revelaciones en los estados financieros continúa siendo uno de los más controvertidos por las implicaciones que una revisión a esos requerimientos tendría sobre las entidades que reportan (en este caso, las empresas públicas en USA), los usuarios (inversores y otros interesados en la información financiera) y los revisores (auditores externos e internos y las instituciones correspondiente).
 
La SEC indica que la intención de la revisión es centrarse inicialmente en determinar si este asunto debe ser nuevamente evaluado para determinar si existen brechas significativas de información que deban ser cubiertas para brindar a los lectores estados financieros mejor elaborados y más completos.
 
En este proyecto la SEC trabajará conjuntamente con la FASB y la PCAOB, y convocará a preparadores, revisores y otros interesados para que aporten sus propias opiniones sobre este asunto. Se menciona que entre otros objetivos se intentará que las revelaciones:
  1. Suministren una explicación narrativa de los estados financieros de una empresa que permita a los inversionistas ver a la empresa como si lo hiciera a través de los ojos de sus administradores;
  2. Mejoren las revelaciones financieras en general y proporcionen el contexto bajo el cual debe analizarse la información financiera; y
  3. Proporcionen información sobre la calidad y la potencial variabilidad de las ganancias y del flujo de efectivo de una empresa para que los inversores puedan evaluar la probabilidad de que el rendimiento pasado es indicativo de resultados futuros.
Si bien las decisiones de la SEC no son vinculantes con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), debido al propósito de convergencia que existe entre las NIIF y los US GAAP, cualquier decisión que se adopte en USA tendría un impacto significativo sobre las NIIF en el futuro.
 
Las NIIF Completas son muy exigentes con el tipo, la calidad y la cantidad de revelaciones que deben incluirse junto con los estados financieros y por esas razones, los preparadores confrontan muchas veces serios problemas para lograr que todas las que son requeridas en esas normas se presenten en forma concisa, completa y con calidad. Los preparadores de estados financieros bajo las NIIF Completas están claramente informados de que es su responsabilidad elaborar tales revelaciones para cumplir con lo establecido en las normas. Los revisores luego comprueban que lo que se exige en las normas, se cumple a cabalidad antes de emitir su opinión sobre los estados financieros.
 
La NIIF para las PyMES es menos exigente con respecto a las revelaciones en los estados financieros de las entidades que reportan bajo esa norma, sin deterioro de su calidad e integridad. Se menciona siempre que esta norma contiene más o menos un 10% de las revelaciones que se exigen en las NIIF Completas (300 vs 3.000). Pero no por esa razon, los preparadores de estados financieros bajo la NIIF para las PyMES están exentos de cumplir con los mismos requisitos de precisión, calidad e integridad. Por el contrario, en la medida en que avancen en esos objetivos estarán mejor preparados para afrontar los cambios que se pudieran producir una vez que la norma sea revisada y modificada.
 
Los administradores y contadores de entidades que reportan bajo las NIIF entienden que es su responabilidad cumplir con las normas en lo que respecta a las revelaciones y que el rol de los auditores es revisarlas. Por esas razones, es importante que los preparadores de los estados financieros de las entidades que reportan bajo las NIIF estén atentos a los posibles cambios que impactarán en el futuro las revelaciones en dichos estados.
 
Suministraremos información sobre este tema a medida que se produzca.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por su comentario o por su pregunta. Si lo prefiere, envíeme un mensaje electrónico y con gusto responderé sus inquietudes. Saludos,