9 de octubre de 2013

Tratamiento de la Pérdida Originada por la Deuda Externa Venezolana

Los recientes acontecimientos y noticias relacionadas con la posible declaratoria de default en el pago de la deuda externa venezolana, tienen a muchos inversionistas, personas naturales y jurídicas que invirtieron en la adquisición de papeles emitidos por el gobierno venezolano y por algunas entidades poseídas por organismos gubernamentales, con grandes preocupaciones desde el punto de vista financiero. La situación actual ha originado dudas y preguntas sobre el adecuado tratamiento contable de dichas inversiones, por la pérdida que ya se conoce que experimentan casi todos esos papeles. Adicionalmente a lo relacionado con la posible pérdida por la disminución del valor de mercado de los papeles, el asunto se complica porque todos los hechos económicos resultantes de esa evaluación deben reconocerse en los libros de las entidades venezolanas, en su moneda funcional, el bolívar fuerte.
 
Para colaborar en la solución de las dudas y para la contestación de las preguntas que me han hecho algunas personas sobre este asunto, presento el estudio de un caso hipotético que se puede utilizar como modelo para evaluar los efectos de la pérdida de valor de los papeles y del reconocimiento en bolívares de esa pérdida, y de otros asuntos que se presentan durante su adquisición y mantenimiento entre los activos de una entidad.
 
Supongamos que en el pasado una empresa adquirió papeles de la deuda venezolana expresados en US dólares, pagando una prima en un caso y recibiendo un descuento en el otro. Téngase en cuenta que todas aquellas entidades que han estado comprando papeles de este tipo en los últimos tiempos, probablemente los han adquirido con un alto descuento debido, principalmente, al hecho de que los valores de mercado de esos papeles han disminuido por diversas causas, incluyendo entre ellas la posibilidad de la declaratoria de un default en el pago de la deuda.
 
La empresa A, que aplica la NIIF para las PyMES y que cierra su ejercicio el 30 de septiembre, adquirió instrumentos financieros representados por papeles de deuda con las características siguientes (todos los datos son ficticios):
 
Compra en Enero 2004: Bono Global República de Venezuela, Vencimiento: enero 2018, Tasa de Interés Nominal: 7%, Prima Pagada: 120%, Valor Nominal Adquirido: US$100.000, Tasa de Cambio a la Fecha de Adquisición: Bs1,60/US$1, Valor de Mercado al 30/09/13: 65,50%. Para este trabajo se supone que la entidad mantiene los papeles registrados al costo original en bolívares, en este caso por Bs192.000 (US$120.000*Bs1,60).
 
Compra en Agosto 2012: Bono Global República de Venezuela, Vencimiento: agosto 2031, Tasa de Interés Nominal: 11,95%, Descuento Recibido: 15%, Valor Nominal Adquirido: US$150.000, Tasa de Cambio a la Fecha de Adquisición: Bs4,30/US$1, Valor de Mercado al 30/09/13: 61,75%. Para este trabajo se supone que la entidad mantiene los papeles registrados al costo original en bolívares, en este caso por Bs548.250 (US$127.500*Bs4,30).
 
El modelo aborda los dos asuntos principales en este trabajo: a) reconocimiento y medición posterior de los papeles; y b) medición y reconocimiento del deterioro. No consideramos para este trabajo lo relacionado con el registro de los intereses ganados, los cuales asumimos que son reconocidos como ingresos en las fechas de cobro. Tampoco se evalúan en este trabajo los efectos impositivos de estas operaciones que en algunos casos podrían ser significativos. En una entrega futura podremos tratar este asunto, si mis lectores manifiestan interés en el tema.
 
En relación con el reconocimiento y la medición de los activos financieros, la NIIF para las PyMES (la Norma) establece en el párrafo 11.2 lo siguiente (parcialmente):
 
“Una entidad optará entre aplicar: (a) lo previsto en la Sección 11 y Sección 12 en su totalidad, o (b) las disposiciones sobre reconocimiento y medición de la NIC 39 –  Instrumentos Financieros: Reconocimiento y Medición, y los requerimientos de información a revelar de las Secciones 11 y 12 para contabilizar todos sus instrumentos financieros. La elección de (a) o (b) por parte de una entidad es una elección de política contable…”
 
A efectos de este ejemplo he optado por aplicar la Sección 11 de la Norma por considerar que es menos compleja que la NIC 39 y porque se trata de instrumentos financieros sencillos.
 
La Sección 11 – Instrumentos Financieros Básicos, requiere un modelo de costo amortizado utilizando el método del interés efectivo para instrumentos de deuda similares a los bonos emitidos por Venezuela. También establece que dichos instrumentos financieros se medirán al importe no descontado del efectivo u otra contraprestación que se espera recibir, como por ejemplo, el monto neto del deterioro de valor. Por lo tanto, para dichos instrumentos financieros debe evaluarse el deterioro de valor como se establece en la Norma.
 
Adicionalmente, la Norma establece lo siguiente con respecto al deterioro (subrayado mío):
 
“11.21 Al final de cada periodo sobre el que se informa, una entidad evaluará si existe evidencia objetiva de deterioro del valor de los activos financieros que se midan al costo o al costo amortizado. Cuando exista evidencia objetiva de deterioro del valor, la entidad reconocerá inmediatamente una pérdida por deterioro del valor en resultados.
 
11.22 La evidencia objetiva de que un activo financiero o un grupo de activos está deteriorado incluye información observable que requiera la atención del tenedor del activo respecto a los siguientes sucesos que causan la pérdida:
 
(a) Dificultades financieras significativas del emisor o del obligado…..”
 
Tomando en cuenta lo anterior, el primer paso para cumplir con los requerimientos de la Norma es determinar el costo amortizado del portafolio de bonos en el año 2013. A efectos de ilustrar el procedimiento que ha debido ser aplicado por la entidad, con base en la información anterior y los cálculos realizados como lo establece la Norma, a continuación se presenta la información que se requiere para la medición de los bonos al 30 de septiembre de 2013. Los cálculos del costo amortizado y de la pérdida por deterioro deben hacerse en primer lugar con base en la moneda original de los instrumentos financieros. Posteriormente se deben traducir todos los montos de la moneda extranjera a la moneda funcional utilizando las tasas de cambio que correspondan. 
 
Cálculo del Costo Amortizado (en US$) –
 
Emisión
Valor Nominal
Costo
 
Descuento (Prima) Total
Descuento (Prima) Amortizada al 30/09/13
 
Costo Amortizado al 30/09/13
Global 2018
100.000
120.000
(20.000)
(13.810)
106.190
Global 2031
150.000
127.500
22.500
    1.283
128.783
Totales
250.000
247.500

(12.527)
234.973
 
Debe tomarse en cuenta que la amortización de la prima y del descuento, junto con los intereses ganados constituye lo que se identifica en la Norma como el interés efectivo. Es decir, a efectos de presentación en el estado de resultados, los intereses ganados más (menos) la amortización del (descuento) o la amortización de la (prima), totalizan el interés efectivo neto ganado por la entidad. En el caso de estudio de este trabajo, debido a que la entidad no ha ajustado los bonos a su valor amortizado, lo que se ha presentado en el estado de resultados como ingresos es el monto bruto ganado por los intereses, lo cual hay que corregir, como se demuestra más adelante. 
 
Cálculo de la Pérdida por Deterioro (en US$) –
 
La información observable a que se refiere el párrafo 11.22 anteriormente transcrito, para estos instrumentos financieros está constituida por los valores de mercado conocidos al cierre del ejercicio y deben utilizarse para calcular el deterioro del valor de los bonos como se indica a continuación.
 
Emisión
Valor Nominal
Costo
Valor de Mercado al 30/09/13 (en %)
 
Valor de Mercado al 30/09/13
Deterioro
Global 2018
100.000
120.000
65,50%
65.500
(40.690)
Global 2031
150.000
127.500
61,75%
  92.625
(36.158)
Totales
250.000
247.500

158.125
(76.848)
 
Traducción de Montos a Bs utilizando la Tasa de Cambio de Bs6,30/US$1 –
 
Como se indica en la introducción de este trabajo, se asume que la entidad mantiene los bonos al costo original en moneda extranjera, traducido ese monto a la tasa de cambio de la fecha de adquisición, lo cual es inadecuado según lo estable la Norma. Por tanto, en los cálculos que siguen a continuación, todos los efectos de las variaciones de la tasa de cambio desde la fecha de adquisición de los papeles hasta el cierre de 2013, se recogen en el ajuste global que se demuestra a continuación.
 

(a)
(b)
(c)
(d)
(e)
(f)
(g)
Emisión
Costo al 30/09/13
Costo Amortizado al 30/09/13
Descuento (Prima) Amortizada al 30/09/13
Valor en Libros al 30/09/12
Ajuste al Valor en Libros




Deterioro
 
Costo Amortizado menos Deterioro
Global 2018
756.000
669.000
(87.000)
192.000
564.000
(256.350)
412.650
Global 2031
   803.250
   811.332
    8.082
548.250
255.000
(227.795)
583.538
Totales
1.559.250
1.480.332
(78.918)
740.250
819.000
(484.145)
996.188
 
(a), (b) y (c) Valores en US$ en el primer cuadro traducidos a Bs a la tasa de cambio de cierre
 
(d) Valor original de los bonos en US$ traducido a Bs a la tasa de cambio de la fecha de adquisición
 
(e) Valores de (a) menos valores de (d)
 
(f) Montos de la última columna del cuadro anterior en US$ traducidos a Bs a la tasa de cambio de cierre

(g) Valores de (b) menos valores de (f)

Notas:
 
1) La amortización de la prima y del descuento correspondiente al año 2013 se calculó en Bs9.000 y Bs7.461, respectivamente para cada título.
 
2) En los cálculos no se han determinado los efectos de las diferencias en cambio originadas en el hecho de que la entidad mantuvo las tasas de cambio originales cuando se adquirieron los papeles. Los interesados en aplicar y registrar adecuadamente los montos, deberían calcular dichos efectos para separarlos en los registros contables. Al final, todo debe cuadrar con las cifras anteriores.
 
3) Tampoco se determinó el deterioro que tenían los papeles en los años anteriores a 2013 y como todos los cálculos se realizaron con los valores de mercado a esa fecha, todo el efecto acumulado se registró afectando las utilidades retenidas. Un procedimiento más correcto consiste en establecer los mismos montos para el año anterior, para afectar los resultados de 2013 únicamente con la variación en el valor de mercado del año, tal y como lo establece la Norma.
 
Asientos Contables para Ajustar todas las Cuentas al 30 de septiembre de 2013 (en Bs) –

Asientos, Cuentas y Conceptos
Debe
Haber
 
-1-
 
Inversión en Títulos Valores
819.000
 
Utilidades no Distribuidas
819.000
 
   Para llevar el costo en libros al monto correcto según la tasa de cambio de cierre – Columna (e)
 
- 2 -
 
Utilidades no Distribuidas
80.457
 
Amortización Prima Bonos
9.000
 
Amortización Descuento Bonos
7.461
 
Inversión en Títulos Valores
78.918
 
   Para contabilizar la amortización de la prima y el descuento – Columna (c) y Nota 1
 
 
 
 
 
 - 3 -
 
Utilidades no Distribuidas
484.145
 
Inversión en Títulos Valores (Cuenta Correctora)
484.145
 
   Para registrar la pérdida de valor de los títulos – Columna (f)
 
 
Al revisar los asientos y cálculos anteriores se pueden determinar con claridad los efectos contables de la compra de instrumentos financieros básicos con prima y con descuento y de la pérdida por deterioro que surge por la variación de los valores de mercado. Se demuestra con claridad que primero deben determinarse el costo amortizado y el deterioro en la moneda extranjera y, a continuación, todos los montos deben ser llevados a la moneda funcional, de acuerdo con lo dispuesto en la Norma. Con base en los montos en moneda funcional se deben ajustar los libros, como se presenta en el cuadro anterior.
 
Complementariamente, la Norma también establece en el párrafo 11.26 que si en periodos posteriores, el importe de la pérdida por deterioro del valor disminuye y la disminución puede relacionarse objetivamente con un hecho ocurrido con posterioridad al reconocimiento del deterioro (p.e. una mejora en la calificación crediticia del deudor o una mejora en el valor de mercado), la entidad debe revertir la pérdida por deterioro reconocida con anterioridad. Sin embargo, la reversión no puede originar un importe en libros del activo (neto de cualquier cuenta correctora) que exceda al importe en libros que habría tenido si anteriormente no se hubiese reconocido la pérdida por deterioro del valor. La entidad debe reconocer de inmediato el importe de la reversión en los resultados. Esta disposición permite que las entidades puedan reversar parte o la totalidad de la pérdida por deterioro registrada anteriormente, si la evidencia objetiva así lo permite. Por supuesto, si los instrumentos financieros continúan perdiendo valor, la entidad deberá incrementar el monto de la Cuenta Correctora con cargo a los resultados.
 
Finalmente, con respecto a los efectos del impuesto diferido sobre estas transacciones, primero se debe establecer si el capital de los bonos está exento del impuesto sobre la renta o no. Si no está exento, surgirá impuesto diferido sobre las amortizaciones de la prima y el descuento, y sobre el deterioro hasta tanto los bonos lleguen a su vencimiento o se vendan con pérdida o con ganancia.
 
 

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por su comentario o por su pregunta. Si lo prefiere, envíeme un mensaje electrónico y con gusto responderé sus inquietudes. Saludos,